La historia de Carlitos, el toro de lidia que fue domesticado por un hombre en Cádiz