Imágenes de la superluna de las flores: la baja contaminación nos permite verla como nunca