Un banco de Londres instruye a sus empleados sobre cómo usar sus baños