Un joven gasta miles de dólares para convertirse en un elfo de la vida real