Una joven trabajadora de un supermercado de Londres podría cumplir su sueño de ser cantante