¡Qué talento!: esta pequeña finge sus lágrimas como una consumada actriz