La mandíbula de un tiburón, cuna de un bebé