Reciben mensajes de su abuela fallecida que resultaron ser una broma