Las mujeres de los jugadores blanco, una piña en Munich