Con 91 años, cumple su sueño de... ¡empotrar su coche contra la puerta del garaje!