Un pato sobrevive con una flecha de 13 centímetros en el cuello