Un periodista ofrece 50.000 libras al terrorista del ISIS que consiga matarle