El animal que no imaginarías atascado en los agujeros de un enchufe