La alergia a una crema solar casi la deja ciega