Vive un robo a mano armada, pero absorto en el móvil no se da ni cuenta