La "venganza pornográfica" la lleva ante la justicia