La detección temprana permite a más del 80% de la afectadas de cáncer de mama un tratamiento conservador de la mama