Los dueños de Marsans negocian la venta del grupo con dos fondos europeos