El año nuevo llega con una subida de precios bajo el brazo