El AIB anula las bonificaciones tras recibir presiones del Gobierno irlandés