Adolfo Domínguez despide a 30 personas sin comunicación previa a trabajadores ni representantes, según la CIG