5.000 Afectados demandan a los controladores y piden 10.000 euros