La Agencia Tributaria intervino 10 millones de falsificaciones en 2010