Aguirre mete la 'tijera' en la Asamblea y a los funcionarios