El Estado asumirá el 62% y Bankia el 37,5 % de las indemnizaciones a los inversores