(Ampl.) Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales aumentaron un 7,4% en 2014, hasta las 34.680