El precio de la vivienda sube por primera vez desde 2008, al elevarse un 0,5%