Apple sorprende de nuevo con sus cuentas, mientras Yahoo no logra convencer