El BBVA compra Catalunya Banc y el Estado pierde 12.000 millones de euros que costó rescatarlo