El BCE avisa de que el impago de Grecia tendría consecuencias adversas extremas