El BCE aumentó la compra de deuda hasta 1.965 millones de euros la semana pasada