El BCE duplicó sus compras de deuda la semana pasada, hasta 13.305 millones