El BCE mantiene los tipos de interés y revisa a la baja las previsiones de crecimiento