El BCE mantiene los tipos de interés en el 1 por ciento, desde mayo de 2009