El BCE compró la semana pasada 22.000 millones de deuda pública