El Banco Central de Taiwán protesta ante la presión internacional de China