El Banco de España calcula que las ayudas para pagar a proveedores han elevado el PIB un 0,6% en tres años