El Banco Mundial ajusta a un 3% su previsión de contracción económica global este año