Los bancos centrales preparan una salida griega del euro