Bañuelos vende su parte de PDG Realty por 240 millones y reinvierte 80 millones en otra inmobiliaria brasileña