Barroso apuesta por los eurobonos