Berlín se propone garantizar los títulos de deuda soberana de la Eurozona