La Bolsa de Tokio consigue una moderada subida ante la caza de gangas