La Bolsa de Tokio vuelve a caer lastrada por la fortaleza del yen