La Bolsa española baja el 0,51 por ciento, pero logra mantener los 10.500 puntos