Brasil ofrece su ayuda a Portugal a través de la compra de deuda pública