Bruselas y el Fondo Monetario Internacional tendrán su informe sobre Portugal a primeros de mayo