Bruselas teme que las fusiones de operadores impacten en los precios de los servicios