Bruselas impedirá prácticas comerciales "agresivas" de las entidades que reciban ayuda europea