Bruselas eleva la previsión de crecimiento para España hasta el 2,3% en 2015